Páginas

viernes, 14 de julio de 2006

Planchar no parece tan malo

Lo primero de todo es agradeceros a todas la estupenda acogida que me habéis brindado... GRACIAS, GRACIAS, MIL GRACIAS!

Hoy os dejo una cosita que hice hace tiempo: es la habitación de un planchador en miniatura dentro de un cuadro con unos 3 cm de profundidad, y se lo regalé a mi madre. Compré la tabla de planchar, la percha y las pinzas, y el resto de elementos los fui haciendo poco a poco: la toalla con la puntilla, el vestido, el cesto de la ropa, la plancha, el papel de las paredes... También pinté el marco con una pátina azul para que quedara a juego con todo el conjunto. Creo que estuve trabajando en ello cerca de dos semanas, porque al ser todo tan pequeño requiere un trabajo muy minucioso.

Espero que os guste.